Estás aquí
Home > Hip hop - R&B > JAY Z – 4:44

JAY Z – 4:44

Te contamos qué nos parece el último trabajo del veterano rapero.

Nunca he sido muy fan de Jay Z. Esto es algo que quiero dejar claro de inicio. Sé que lo que hace es bueno, tengo el criterio suficiente para saber que sus trabajos tienen calidad y han marcado hitos importantes para la industria. Se ha ganado a pulso los fans que tiene por su trabajo: pero no había conseguido llegar hasta a mí hasta ahora.

Desde muy temprana edad escucho hip hop. Soy un niño de los 90, década en la que crecí y me formé con rimas del otro lado del atlántico como banda sonora de mi vida. Al principio me llamaron la atención esas instrumentales tan bien hechas, sobretodo las que recurrían al sampling de soul. Yo en ese tiempo aún no sabía mucho sobre música y esas canciones me introdujeron sin saberlo yo, en mi género favorito: pero ese es un tema del que hablaremos otro día.

Vienes de donde vienes, eso es inevitable; pero eso no marca el camino de hacia donde vas“.

Siguiendo el hilo de lo que comentaba al principio, lo que me atraían eran las instrumentales; pero poco a poco y a medida que fui estudiando y entendiendo más el idioma anglosajón, las letras empezaron a calar en mi. Esto fue un proceso que me hizo apreciar mas a algunos artistas que ya me gustaban y que , por otro lado, provocó que dejara de prestar atención a otros.

Entonces entendí que, como pregonaba en su tema Grand Master Flash, el mensaje es lo importante aquí. El mensaje es parte intrínseca del hip hop; porque no podemos perder de vista de donde y porqué nace este estilo.

4:44 es el primer trabajo de Jay Z que de verdad me llega, y este video que tenéis arriba describe lo que intento explicar. Subliminal, artístico, con infinitas referencias a la cultura afroamericana y a sus problemas y virtudes.

Esa sensibilidad que consigue transmitir a través del metraje, unida a unas rimas maduras y sin miedo demuestran que ha conseguido dar un paso y dejar atrás esos albums rimbombantes y con exceso de ego. Aquí se desnuda emocionalmente para todos nosotros, algo que solamente se consigue creciendo. Y eso me encanta.

Jay nos está dando una lección a todos aquí. Nos habla sobre su pueblo, sobre las injusticias, sobre identidad. Sobre como a pesar de las ideologías, de la educación, de los logros conseguidos los afroamericanos son percibidos como diferentes en la sociedad americana ( y en el resto del mundo). Pero también veo que la crítica no va dirigida solamente a “los otros”. Jay no se corta en señalar los males y dolencias propias: la autocomplacencia, la violencia, la desidia, la vía fácil.

Vienes de donde vienes, eso es inevitable; pero eso no marca el camino de hacia donde vas. Así interpreto yo su mensaje, aunque estoy seguro que cada uno de nosotros encontrará una forma diferente de interpretar sus palabras.

Este álbum es un trabajo excepcional. Tiene una producción simplemente impecable. A nivel sonoro, instrumental, bebe de clásicos atemporales bien escogidos; sampleando voces y instrumentos junto a composiciones propias para conformar unas bases sólidas que acompañan a las rimas de Jay de forma natural.

Estamos ante otro de esos puntos álgidos del año musicalmente hablando, y llevamos unos pocos hasta ahora.

 

Dale Like y comparte si te gusta lo que lees!
MistaMike

Editor y fundador de Explicit Mag.

Top

Te gusta nuestro contenido? suscríbete! ;-)

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter